24 jul. 2007

Pretendemos vivir

Parece que no hay mal que resista mucho sueño y ayuno, nos dicen que hagamos otras cosas y especialmente que nos miremos ciertos líquidos, periódicamente, asiduamente, pero yo no conozco mal que resista a 20 horas de sueño y un purgante ayuno. Ayuno quiere decir por ejemplo tomar gazpacho y ajo blanco. Y en invierno guisos con abundante tocino. Y pan. Y darse cuenta de que no siempre que uno piensa que se va a morir y que está hecho polvo, se muere uno. Y entonces si tenemos miedo, no evitamos un dolor, pero encima lo anticipamos. Quiero decir, para seguir viviendo a veces con tal de estar sanos vamos a hacernos chequeos, nos preocupamos porque nos ha salido una mancha o un dolor. Nuestra meta es vivir largo tiempo, y claro en el fondo no pretendemos vivir largo tiempo, pretendemos vivir a secas, pretendemos vivir. Si uno intenta vivir largo tiempo el día a día se puede envenenar bastante, pero si uno no intenta, si uno no intenta cuidarse, tampoco es buen plan. Uno confunde la valentía con la temeridad, se granjean grandes cantidades de dolor, de modo que es muy delicado.
Cuentan de Alejandro que una vez se metió en un río tumultuoso de la India todo con barro persiguiendo al ejercito que peleaba con él y que cuando iban mitad los caballeros perdieron pie, aquellas las aguas estaban heladas y se volvió a sus compañeros y les dijo: Me cago en la leche ¿os dais cuenta de las cosas que tengo que hacer para que me tengáis respeto?
Eso pasa poco ahora
. Eso pasa poco ahora. Respeto, respeto, respeto, respeto, respeto
Nunca Es Igual

Andrés Calamaro

No hay comentarios: