El resto de las estaciones


Son las 4 am.
Esta vez soy yo
(No estoy sonámbulo)
Permanezco insomne en la excusa académica
para volver a sentir el ultramundo de la noche
Y consciente

Abro las dos hojas de la ventana
Siento el invierno en las manos y en la luz del flexo
Quiero sentir el resto de las estaciones
en el canto aún ausente de los jilguerillos
También noctámbulos, valientes, comprometidos
Ahí vienen
Ahí están, pequeños tenores de la madrugada
Hábiles tergiversadores del tiempo

Historia de una debacle



Catastrophe and the cure___Explosions in the sky


Primero fue un soplo espontáneo y sutil, como una levísima agresión, una intersección única. Después cambió a tientas, abandonó en el camino el vestido etéreo de sus inicios y se hizo una fuerza firme y musculosa. Se limaron sus vértices como la marea lima los peñascos en los estuarios de los ríos. Con el día a día se superó, se multiplicó con las fiestas y los domingos. Así existió hasta que comenzó a madurar, envejeció con la belleza de lo perdurable. Se afianzó poco a poco hasta que se supo ambicioso, valiente, parcial. Tomó vuelo, ascendió muchos peldaños de aire y planeó. Disfrutó, sonrió en las alturas y finalmente se estrelló de súbito en la nada en un acto de causas poligonales.






En la calma postnuclear floreció un sentido, y otro y otro... En una cuenta atrás salió del susto y la inconsciencia. Se estiró, lloró como si hubiera muerto, como sentirse solo y perdido en lo más profundo del universo. Así estuvo lo que parecieron siglos de desolación y de pena. Un día, o una vez, nunca se supo cuándo, escapó de todas las alertas que lo atrapaban, fue un traidor o un ladrón, un naúfrago exhausto en la orilla. Se levantó cojeante y poco a poco se fue volviendo invisible. Vio con indiferencia cómo se convertía en débiles bifurcaciones sin forma, se entrelazó amargamente, se dobló en mil mitades y se fue roto y expulsado al ostracismo de algún punto escondido entre el norte y el sur.

Hoy no sabe, no sabe. Se debate entre el abandono y la gloria. Se persigue, intenta morderse la cola, se mutila, se muere, sabe que se muere.

Prosa mañanera y tontorrona


Las rendijas de luz se cuelan en la penumbra, avanzan a velocidad de amanecer hasta que siento el calor del astro naciendo en los párpados. Y me despierto, y me quedo extrañamente suspendido en el recuerdo y hasta el recuerdo mismo me parece ajeno. El tiempo, el viento, las playas donde flotaba tu pelo. Supongo que éramos extraños entretenidos en el dolor y en el mar, que no hicimos caso de las señales que dibujamos con inocencia en la repetición de los días y las noches. Ahora sólo tenemos la erosión del tiempo, las partículas que se difuminan y que apenas llegamos a vislumbrar desde el compartimento estanco de nuestras vidas.

Contra la desidia, ironía


Ayer me llegó un sms de madrugada. Alguien, un amigo supongo, me instaba a planchar los kilos y kilos de ropa que almaceno con desidia en la sala y en el armario de la habitación. Me dio instrucciones precisas:

Cndo lo agas yamam, yo rsolbre to2 tus proble+


No sé quién puede ser pero me entrego plenamente a su socorro, no me ofrecen panaceas tan originales todos los días.

Su ciedad y yo


No sabría etiquetar
de hambruna, ira contenida o simple tristeza
esta indefinición que me conmueve
y me asola como un dar vueltas y vueltas
(Y vueltas)
en el mar revuelto
proyectado en una cama
de la noche insomne y trágica

Busco y nombro cargos
responsables de este mal latente y perspectivo
Que nunca toman formas afines
Que trabajan a turnos en madrugadas y ciertas tardes
Que gozan de apogeo en las vísperas de lo contemporáneo

Vamos a culpar a las moléculas
O al tiempo prostituido
O a la divina intervención de los heroes intangibles
que juegan a ser hilos de los mitos
de la mentira

Divisa


"MUCHO más que tú mismo durarán tus palabras
Ningún derecho tienes, por siglo o por carácter,
a hacerlas más sombrías, ofuscadas o tristes
con abrasiva sed y con ficticias hambres.
Es un error pensar que tu vida se acaba
porque mueras un día. Mil siglos o un instante,
¿qué diferencia existe? Sin presente no hay vida.
Que tu divisa sea: no hay ni un después ni un antes"

Divisa___Andrés Trapiello

Guardián


Hoy es la tercera noche como guardián. No sé si aguantaré mucho más, es agotadora esta actividad. El catalizador y el proceso se basan en la lámpara de la mesita de noche. Algo sucede a tal hora, en un sueño tal vez. Me incorporo y ciego de sueño pulso el interruptor de la lámpara azul. Entonces alguien me pone una pistola en la sien y me dice: "Anda, a entretener a los niños". Suspiro sumiso cansado, como en cada episodio sonámbulo, me entrego a la labor de diseñar sonrisas, a dibujar caballitos y estrellas de mar en la pared, a recorrer con las manos el gotelé simulando un hombrecillo con los dedos índice y corazón, a asustarlos con la repentina luz que salta ¡tic! y atenua la oscuridad de la habitación.
La primera noche me sorprendí cantando una canción infantil, por supuesto inventada sobre la marcha. No sé de donde sale esa extraña creatividad maternal. No sé dónde acabará esto. Es agotador. Armo estruendo, abro y cierro constantemente los cajones, busco juguetes, libros de colores, entretenimiento para mis pobres niños de la noche. Pero no hay respuesta, es como si no estuvieran, ignoran todo el tesón, todo el empeño onírico/sonámbulo que invierto para que no se me mueran de tristeza en la madrugada. Pero todo da igual, en estas noches de febrero, en las que la persiana bajada no deja entrar la luz atemporal de las estrellas, mis niños nocturnos son desagradecidos y yo soy altruista. Justo lo contrario que sucede en las restantes e insípidas horas de luz...

Veo las nubes sobre los cerros


Miro por la ventana
Veo las nubes sobre los cerros
Observo cómo se desplazan hacia la izquierda en el cielo
Cómo relamen las antenas de los tejados
El ir sin rumbo por la autopista azul, blanca
Gris

Existen sin prisa, llenas de agua y de luz
Su viaje es el tiempo de quien las mira
Y su significado es la luminosa melancolía
Que me nace y me empaña
Al recordar estas mismas nubes
Las que también cruzaban
Lenta, majestuosamente
El cielo inmenso de mi infancia sepultada

Leonera (¿Y cómo es un planeta? Un planeta es una bola que rebota en el cielo...)




Leonera___Pablo Trapero


Leonera
pudo haber sido hecha espectacularmente en Hollywood con Angelina Jolie o Jodie Foster como madraza en la cárcel. Pero no, Leonera es cine de autor,
espectacular y magistralmente dirigido por Pablo Trapero, estándarte del cine social argentino.
Cine humilde, duro, emotivo, contundente, cine sin concesiones. Cine casi casi real.

Buscando


"No puedo adjudicarme el título de sabio. He sido un hombre que busca, y aún lo sigo siendo; pero ya no busco en las estrellas y en los libros, sino que comienzo a escuchar las enseñanzas que me comunica mi sangre. Mi historia no es agradable, no es dulce y armoniosa como las historias inventadas. Tiene un sabor a disparate y a confusión, a locura y a sueño, como la vida de todos los hombres que ya no quieren seguir engañándose a sí mismos"


Demian___Hermann Hesse

Alzheimer


Mi poesía hoy es vuestra piedad mañana
Olvidadme por favor cuando no sea yo
Porque no tendré piedad, ni siquiera poesía
Me iré a la infancia más infeliz y justiciera
Y no atenderé a vuestras razones sin sentido
¿Quién tiene la culpa de todo esto?
Ni yo ni vosotros
El azar caprichoso, la indecencia del existir
La carrera que termina sórdida y triste
Cómo se va encogiendo la vida
Qué terrible vida sin vida


Casi... pero no



No es desidia
Sino fortuna en números rojos
El faltar puntual menos uno y por los pelos
A la cita que ya no fue
La que me hubiera unido a ti
El momento en que coincidimos
Sin ser un sueño
Y no lo hicimos

Ya no hago más tratos con el reloj
Mercenario reloj
Que en cualquier momento te deja tirado en el pasado
Con el corazón en standby
Y el grito en el cielo

Igual que el sexo


Puede que sea una cuestión de paciencia y que al amor, igual que al sexo, tan solo haya que darle tiempo, entrenamiento y vicisitudes para que alcance su nivel más alto.


Fue el mar



Primero fue un pozo, un muro, una ola
Después fue un charco bombardeado de lluvia
Un arco iris, cordillera de nubes
Una plaza, la república de tu ausencia
Olor a mar, tierra mojada

Después fue huída

Un paseo por las calles, unas notas tristes
(El ocaso del siglo, la alborada que vino)
Luego fue una tarde de miedo en el sol
Fue la luna, el techo infinito, la complicidad de los astros
Los adoquines de arena invisibles

Entonces fue la sal

El susurro de la marea

Y finalmente...

el mar

Y siempre es el mar
El fantasma
El aullido
Y el trueno
El palacio donde se mecen mis recuerdos


Objetivo horizonte


Y el viejete por fin habló y dijo: "No es que yo sea un sabio qué va, pero sé por experiencia que cuando terminas por conseguir algo se va al traste toda la ilusión que ponías en luchar por ello. Con esto no quiero decir que no busques lo que quieres sino que tengas algo previsto para después"

Senderos

Orador de todos y de nadas
Curandero de males terminales
Eventualmente busco tiritas
En los márgenes de la vereda
Y me siento en los jardines que lindan con mi cama
Para parchar mi conciencia que los tragaluces agujerean

Si no lo consigo me anestesio
Con la pócima
   Favorita
         Del alquimista
                  De los sueños
Y entre apneas y espasmos
Voy trazando caminos a casa
Mapas de carretera
Senderos


Mentiras



Hay intereses, mentiras, terrorismo/s, dinero, desequilibrio, bienestar, etcéteras horribles. "Oh sí, deshumanízame"- digo con un profundo acento irónico- "Pero todavía tengo ojos, y conciencia para decidir cuándo abrirlos y cuándo cerrarlos, y así poder escapar cuando quiera de tus mentiras"


Shhhhhhhsssscht!!


Cuando no queda nada ya por lo que sonreir o por lo que maldecir o por lo que llorar, es decir, cuando sólo hay un enorme espacio (o vacío) de indiferencia, recurrimos inconscientemente al recuerdo o a la imaginación y a todas sus herramientas. Es nuestra forma de evadirnos de un mundo mostruosamente insípido (en este caso seguramente seamos occidentales) o simplemente monstruoso. Rectifico, no es que no quede absolutamente nada como en un apocalipsis o como en un desierto, no. Hay algo, hay sueños, hay esperanzas, motivaciones, luchas, retos, etc. pero en el supuesto que planteo ya se nos ha pasado el tren que nos llevaría a ellos y no estamos dispuestos a otra cosa que a quedarnos quietos y esperar. Por una cuestión de cansancio o vagancia vete tú a saber... Y es entonces cuando poco a poco cerramos los ojos (esto es metafórico) y nos evadimos recordando o imaginando.

Con el paso del tiempo, por alguna razón o suerte salta una chispa que nos saca del aturdimiento, de este nihilismo apacible y cómodo, para reanudar o empezar nuevamente a luchar por algo. Lo que no muchos saben es que no sirve de nada estar esperando en las escaleras de la vida a que algo exterior nos dé dos bofetadas y nos ponga en pie de guerra. No. Muchos desconocen que realmente la chispa se prende en el interior.

Y me veas


Esto es solo para decir por decir
Para plantarte cara algún día
Para poder arroparme en la intachable solidez de un hecho
Un envoltorio solitario
Un palabra vacua
Un seguro de vida
(Eso es lo que es esto)

Esto es para defenderme de ti
Y de tus vientos furiosos
Para contraatacarte con una brisa
Que revolotee ligera
Que (per)siga cadente invisibles rizos de aire
Y llegue a mover el cabello
Tras el que se esconden tus ojos


Y me veas

Horarios, moscas y rebajas



Fíjate si estaba mal la cosa que hasta la guerra llegaron los horarios. Israel dejaba de bombardear Gaza de doce de mediodía a tres de la tarde. Decía que para que entrase la ayuda humanitaria pero en realidad era para que los soldados pudieran dormir la siesta y descansar para seguir luego matando moscas a cañonazos.

PD: Ah, y en España estamos de rebajas.
PD2: Aquí una reflexión interesante
PD3: Por cierto, ¿qué fue de lo de Grecia?

Tres años


Tres años.
No lo parece pero es mucho tiempo, muchas marcas a fuego en la historia y en la vida. Mucho lastre del que tirar por la cadena fría y sucia que pare el tiempo como quien deja migas de pan a su paso. Y al momento presente no le queda otra que soportar toda esa carga fáctica y emocional... ¿O no?

Hace tiempo y frío (además)


"Te amo por ceja, por cabello, te debato en corredores
blanquísimos donde se juegan las fuentes de la luz,
te discuto a cada nombre, te arranco con delicadeza de cicatriz,
voy poniéndote en el pelo cenizas de relámpago y
cintas que dormían en la lluvia.
No quiero que tengas una forma, que seas
precisamente lo que viene detrás de tu mano,
porque el agua, considera el agua, y los leones
cuando se disuelven en el azúcar de la fábula,
y los gestos, esa arquitectura de la nada,
encendiendo sus lámparas a mitad del encuentro.
Todo mañana es la pizarra donde te invento y te dibujo,
pronto a borrarte, así no eres, ni tampoco con ese
pelo lacio, esa sonrisa.
Busco tu suma, el borde de la copa donde el vino
es también la luna y el espejo,
busco esa línea que hace temblar a un hombre en
una galería de museo.
Además te quiero, y hace tiempo y frío."

Poema, de Último Round___Julio Cortázar
(estuvo esta semana en www.epdlp.com)


Fatiga

Qué cansada, pensé
La carrera
Atravesar
Constantemente
La frontera
Sin olvidar la casa
Ni perder los papeles
Las llaves
La cartera
El corazón
Desdibujado en un bloc
Las cosquillas
Las tristezas
El te lo juro
Todo
La vida verdadera

Qué horrible
Y cansado
Reinventar cada día
La ilusión
El futuro
La esperanza
Imaginar planetas
Sin balas
Ni despechos
10 horas de sueño
Desayuno
Viva la guerra

El grupo


"Pero en la naturaleza profunda del hombre (y en su responsabilidad) está el que la confrontación de sí mismo con la vida tenga que pasar por una batalla personal con los miedos que la niegan, Y de nada sirve para la resolución del segundo problema (ser, siendo entero) esa embriaguez en común, ese paraíso artificial que es el grupo. El miedo a la soledad sólo puede ser vencido después de un cuerpo a cuerpo con la total desnudez del alma (si me explico bien) o de la abstracción a la que damos ese nombre. Y esa victoria no fue alcanzada, ni siquiera ha sido quizá iniciado el combate, si se va a buscar en el grupo mítico el remedio, la panacea universal. Eso es aceptar la derrota antes de la primera escaramuza"

El grupo___De este mundo y del otro___José Saramago

más sobre la soledad


Permanencia

Es denso el desánimo respirado a bocanadas de madera negra, como la atmósfera febril de nuestro planeta, el pesado mirar hacia el horiz...