Entradas

Mostrando entradas de abril, 2010

Zafra, Gloria, Santísimo (micronovela en urgencias)

We’ve all been changed from what we were
Can we start this again?


Smokers Outside The Hospital Doors___The editors


CAPÍTULO 1

Zafra, Gloria, Santísimo
Las palabras cansadas para cansar al dolor. Palabras que atribuyo al más allá encerradas en el más acá del hospital. Hay cabezas que a veces se asoman tras las paredes para llamar a los pacientes. Todo el mundo parece tener un nombre y un par de apellidos. A lo lejos veo una figura que no puedo dejar de identificar con el cuerpo escultural y voluptuoso de La Rubia.


CAPÍTULO 2

Cuando vuelvo de comprobar que la rubia no está en urgencias esta tarde voy al fondo del pasillo a experimentar el efecto del bosque verdísimo fotografiado en la pared de los lavabos. Parece decir a los heridos expectantes: "hay un mundo de satisfacción ahí afuera"


CAPÍTULO 3

Por un momento pienso que mi espera en urgencias es una impostura más, una aventura para escapar del hastío primaveral. Alrededor todo parece ignorarme. Hay pacientes que adoptan una actitud…

Humo

¡Humo!, grita

y las vocales se evaporan sustanciales

en el aire

Su lucha es cerciorarse del tiempo

custodiar la vigencia, los sentidos,

aprender



!Humo¡

y la hache y la eme se asientan

en la playa de la luna

y al paso de los años

forman las esfinges que todo lo ven

en el oscuro universo



Ha pasado el tiempo

Ahora sabe que dijo humo una vez,

al principio,

y después año tras año.

Sabe que ahora conoce

los trucos del mal

y los senderos del bien,

lo que necesita saber quien

quiere morir en paz

habiendo conocido la mecánica del humo

y el sentido pleno

de un cielo adornado de estrellas

Layers

By your side___Cocoroise


Escuché a Borges decir que recordaba que una tarde su padre le había dicho algo muy triste sobre la memoria, le había dicho: "Pensé que podría recordar mi niñez cuando por primera vez llegué a Buenos Aires, pero ahora sé que no puedo, porque creo que si recuerdo algo, por ejemplo, si hoy recuerdo algo de esta mañana, obtengo una imagen de lo que vi esta mañana. Pero si esta noche recuerdo algo de esta mañana, lo que entonces recuerdo no es la primera imagen, sino la primera imagen de la memoria. Así que cada vez que recuerdo algo, no lo estoy recordando realmente, sino que estoy recordando la última vez que lo recordé, estoy recordando un último recuerdo. Así que en realidad no tengo en absoluto recuerdos ni imágenes sobre mi niñez, sobre mi juventud"

Después de evocar estas palabras de su padre, Borges se calló durante unos segundos que me parecieron eternos, y luego añadió: "Intento no pensar en cosas pasadas porque si lo hago, sé que lo estoy h…

Enlunábamos

Quiso la noche que noche fuésemos

también nosotros, térreos

cual la sombra y cual los animales

que desnudos vagan tras el deleite.

El aire, de tu pecho a mi pecho,

de profundas sales cargó;

corríamos en fuentes abismales;

enlunábamos islas de olvido.

Pobre si entendida según la luz,

expandido se había nuestra vida

en una ardiente, oscura flor.

En la Aventura, todo cambiaba:

si me mirabas, no era yo;

si reías, no eras impura





La nit volgué que fóssim nit

nosaltres mateixos, terrals

com l'ombra i com els animals

que erren nus, caçant el delit.

L'aire, del teu pit al meu pit,

es carregà de fondes sals;

corríem en fonts abismals;

enllunàvem illes d'oblit.

Pobra, entesa, la nostra vida,

segons la llum, s'era expandida

en un ardent, obscura flor.

Tot canviva en l'Aventura;

si em miraves, no era jo;

si reies, no eres impura



X___Carles Riba. De Salvatge cor. (Trad de José Batlló)


Quién

¿Quién me garantiza un final de luto,
un camino reverdecido a la esperanza?

¿Quién me guía si me duelen los campos,
nacarados e invisibles,
el olor de las piedras,
la luz de la luna hidratando el mar
-y arriba su cielo de agua dulce
fluyendo hacia las estrellas-?
¿Quién me va a descifrar
las huellas crujientes en la grava,
la serenata, el código de las luciérnagas,
la primera cerveza en la penumbra?

Nadie, excepto yo, puede encontrar
para mí el camino que me lleva a casa,
el dulce fluir que me devuelve.
Ésa es la esperanza

¿Hay algún traductor en la sala?

Mi incapacidad cabe en un periodo pluvial. Termina de llover y nos vamos y las oportunidades se pierden como se pierde el riachuelo de lluvia que termina colándose por la alcantarilla. Todo está conectado, la química, las miradas, la lluvia. La sed


La presencia de la ausencia

"Saudade es, según los diccionarios, 'recuerdo triste y suave de personas o cosas distantes o extintas, acompañado del deseo de volverlas a poseer o ver presentes'. Suele traducirse por 'nostalgia', pero el significado es más complejo y las connotaciones desbordan el área de la lingüistica. Se trata de una actitud existencial compleja, en la cual se halla siempre como referencia la presencia de la ausencia (capital, por lo demás, en Pessoa)"

Nota de Jose Antonio Llardent en Poesía___Fernando Pessoa


Conferencia de David Trueba

Imagen
fuente imagen


David Trueba es alto y estirado. Ligeramente mayor de lo que parece en la foto de su columna en El País. Llega, pasmina en cuello y andares filosóficos, justo cuando yo estoy accediendo al salón de actos. Me cede el paso gentilmente, seguido de un pequeño séquito de altas personalidades de la facultad. En esta coincidencia estoy a punto de decirle que ando inmerso en el final de Saber perder y que acabo de descubrir su columna en el periódico donde, haciendo referencia a su propia concepción del periodismo, hace llegar al lector la realidad a través de la literatura, busca puntos de apoyo de identificación para captar a la persona que está al otro lado y hacerle comprender un poco mejor su entorno. Pronto entiendo que el apunte carecería de sentido.

Trueba cuando habla gesticula más bien poco pero cambia la voz cuando tiene que parafrasear/imitar a alguien, espera a la formulación de las preguntas en una posición atenta aunque distendida, sabe llevar de un lado a otro al a…

El beso impar que pudo ser dos (o viceversa...)

Me baso en un beso
O dos
Un vestido rojo (memorable)
Y unas palabras nonatas que no sabremos
si tal vez hubieran llegado a atenuar
mi despavorida huida de la realidad
Te dije bésame, aprovecha el dry martini de mi aliento (ironía)
Te dije deja ese postmundo
en el que nunca estuve (ira)
Te propuse, a modo introductorio,
pequeños aforismos románticos
envueltos en códigos secretos
que sólo tú y yo conocemos (paréntesis en venta)

Ok, todo es mentira a varios niveles
excepto el beso impar, el vestido rojo
y la menopea (sic)
Ya puedes dejar de preocuparte por lo que no sucedió

Dos no se pelean/aman si uno no quiere

Habrá que acostumbrarse a las conversaciones incómodas
Fíjate qué cosas:
yo quiero pensar que todo es casual, nena
que tus comentarios no son eufemismos piadosos,
que en realidad no sientes lástima de mi decadencia
Pero lo cierto es que debería considerar
a la de ya
la opción sana de
aprender a no tener pena de mí mismo
a aceptar que donde antes había un juego
ahora soy sólo yo inventando una historia para poder seguir,
que donde hubo palmas aligerando la vida
ahora hay manos desvinculadas dibujando trazos de aire en la nada,
donde hubo risas ahora eco,
donde amor soledad...
Uno dos
Probando...





Un minuto

En un minuto se amortizó mi espera
A veces te pido tan poco...