27 feb. 2009

Puenting a las 00:28


Sé de sobra cuándo me voy a ir a la cama sin cenar. Es justo a las 00:27, el momento exacto en que el estómago da un triple salto mortal y en una carambola cruel choca con violencia contra el corazón cuando éste está buscando la forma de lograr el latido número 64921 del día. El mundo se me viene encima casi literalmente, me veo a miles de millones de kilómetros desde el alfeizar del universo y me da lástima haber sido sólo una broma, un chiste estropeado por el azar. Ahora mi no plan se basa únicamente en no pensar, mi única meta es perder el conocimiento cuanto antes, evadirme de este vértigo. Me alivia pensar que soy un experto en eso, me levanto, voy hacia la cama y me dejo caer desde muy muy arriba como si hiciera un puenting sin cuerdas ni sentidos al abismo de la inconsciencia.



25 feb. 2009

Lo prefiero


Hoy no me salgo de ti

Te veo en los cajos de los libros,
en esta inesperada canícula de las mañanas
Te encuentro sonriente, acurrucada entre las arrugas que despliego
para desempolvar esa otra realidad intagible
Entonces me asaltan flashbacks sombríos,
apagados en la plaza de la catedral,

desteñidos en los claustros vacíos,
tristes en los bancos
donde juraría que estuviste

mirándome con aquella expresión desoladora
que se volvió lacerante en el tiempo

Así me duelen estas visiones
Latigazos que, lo reconozco,
me impiden levantar la cabeza hacia el cielo
Pero prefiero esta pena a no tener nada
A no tenerte a ti
desvanecida en el recuerdo

23 feb. 2009

Cabe esa posibilidad


Sudáfrica. Cape Town. 2am. En el enorme loft de la quinta planta empieza a evolucionar un techno bailongo, maleable, sutil. Por los ventanales se filtra una luz tímida y aterciopelada. La luz de la luna llena africana. El tono pálido parece contradecir la certeza de una agradable sensación tropical de música y vaivén y cuerpos meciéndose al vaivén de la música. Desde la terraza, se ven muy abajo los faros de la ciudad que tintinean alegremente en nuestros ojos a causa de los cócteles y la cerveza. Alcohol. Efluvios que tejen un presente ajeno, casi cinematográfico. Hay un decálogo tácito, un circuito de beber y sudar. Sonreir, jugar, comer, bailar sin previsiones ni perversiones, sin señales horarias, sin mañanas. Sólo el arco que la luna va trazando en el cielo limpio nos puede engañar haciéndonos creer que todavía existe aquello que una vez llamamos tiempo. Nada parece haber más que el oblicuo skyline de la ciudad, la terraza, la luna y el cielo. Tenemos la extraña esperanza de que no exista nada más que este piso amplio y oscuro. Es más, cabe la posibilidad de que, en el shock del cambio, cuando salgamos ahí afuera y la música aún resuene sorda en nuestra cabeza contemplemos un mundo nuevo reinventado sin pretenderlo a lo largo de esta embriagadora noche de verano. Un regalo de reyes para la humanidad.

Siempre cabe esa posibilidad.


20 feb. 2009

Así es/fue


Esto es para decirte

Que aquí esta empezando a nevar
La playa parece un oso
Que duerme junto al mar
Es una extraña mañana
De febrero en Gijón
Hoy siento mucho más lejos
Aquellas noches de calor
Y esto es para decirte
Lo mucho que pienso en ti
Hay hielo sobre los coches
¿Alguna vez viviste aquí?
Perdona, no logro recordar
Miré por mi ventana
Conozco estas calles tan bien
Te buscaré con la mente
Aunque no te alcance a ver
Y recordé viendo el Muro
Algo que un buen día te oí
"Vivo al norte del norte
Hace frío en mi país
Lejos de todo, lejos de ti"
Y si alguna vez te hice daño
En este u otro rincón
Quiero que sepas con esto
Que no era mi intención
Que si lo era, no eras tú la razón
Y un día tuve noticias
De un extranjero sin voz
Decía ser tu amante
Y si lo era, ¿quién era yo?
Creo que hablé demasiado
Ahora tengo que salir
Sigue nevando ahí fuera
Cuídate mucho y sé feliz
Te quiere,
N


Al norte del norte___Nacho Vegas

18 feb. 2009

Haiku, o eso




Luz de invierno,
no desfallezcas en gris.
Vive negra luz



13 feb. 2009

Mitología, corriente de la conciencia, ratones buceando


...ible que tres personas relativamente cuerdas estuvieran hablando de un tema tan socorrido como el tiempo con una jerga tan de mitos ¿me explico? tan extrapoligonal, pero ahí estaba yo, con la oreja puesta en la conversación que quedan dos lunas en febrero para la segunda ya no nieva más y yo pensando que la puerta del almacén abierta de par en par no puede ser muy bueno para los pobres libros porque parece increíble de verdad que tres personas relativamente cuerdas, con su sentido común y su calzado de suela sintética pudieran derivar en la mitología una luminosa mañana de febrero y yo mirando el azul pensando joder qué azul está y deseando dar grandes mordiscos a las nubes de algodón que andaban deambulando esta mañana en el cielo, al contrario, yo nací un 25 de mayo y todavía nevaba me contó mi padre, no es del todo exacto pero algo de eso fue, no no, y espérate que pase carnaval que en carnaval ¡tacatá!, pensé delira esta gente o yo no estoy aquí ahora mismo porque es imposible que tres personas relativamente cuerdas con sus zapatos de suela sintética sean capaces de hablar así sin estar actuando a lo niño mirando constantemente la cámara que la cámara soy yo claro, y mi mente dijo me piro y mientras miraba las uñas como despidiéndolas antes de arrancarlas con saña y qué me dices de los contenedores llenos de agua y aparatos electrónicos pues todo la nieve qué quieres que te diga, queramos o no el clima nos influye más de lo que desearíamos, pero qué cojones también nos afecta la liga de fútbol profesional y los medios de contaminación y Rajoy rompiendo con la justicia, dios, con esta resaca no voy a llegar lejos, menos mal que soy un tipo responsable, de los de emborracharse y cumplir, al pie del cañón creo que lo llaman, bueno jaja ya pero a veces parece que estoy dentro del cañón y no al pie de él, y el tío casi sin dientes yo qué sé, por la cocaina, no tengo ni puta idea y ella con una funda de oro mostrándolo sin querer y yo pensando que qué fuerte que vuelvo a enamorarme de las profesoras y qué vaya huevos haber dormido tan poco, haber desayunado tan poco y haber cumplido tanto allí en un precioso mediodía de febrero con dos duros en la cuenta corriente y 26 años menos una semana de mala baba porque el viento, la brisa el cielo, haber estudiado a los simbolistas franceses, heineken todo influye para que el mundo se confabule y te estire las mejillas y muestres tu sárdonica risa que al final hasta te acaba haciendo gracia y te descojonas por dentro por no derrumbarte por fuera porque la vida es así y tienes que aceptarla aunque a veces te estampes contra la desolación en forma de ratones inhalámbricos buceando en el barro y en el hielo de un sucio contenedor en un deprimente polígono universitario, le quedan dos telediarios al invierno te lo digo yo o lo dijo él no sé, y se callaron sin más y se oyó un coño y éste qué está pensando y de repente sentí todas las miradas en mí y me quedé profundamente aturdido

4 feb. 2009

Estertor


Sin duda estás

Estamos todos juntos
Dios nos mira
Simplemente nos mira
Sin más matiz
Ni gesto
Ni detalle
Tan solo el simple acto neutro de mirar
Somos como un mapa
sin trazos ni escalas ni leyendas
pequeños faros aislados tenues callados
Testigos mudos en la noche negra


Estertor:
Bueno, hasta aquí.
No prometo no volver pero de momento lo dejo.
Estoy bien pero estoy harto. Gracias a todos. Un abrazo

Tin

1 feb. 2009

Remake


Aquí en las tardes
comprendo ya sin duda
el mecanismo de los espejos
Se repiten los días sin repetirse
Emula el sol su trayectoria
de antaño
y los árboles y las piedras
aparecen y desaparecen
en los fotogramas trémulos de mi memoria
Hasta el mismo azul del cielo
sin parecerlo es otro azul
En el aire y en la tierra
se esconden arteramente las señales
de que todo es cómo lo dejé, o me dejó
Pero ni el perfume
ni los campos
ni el horizonte
son los mismos que sostengo
con la deficiente artimaña de la pasión
Todos estos elementos pertenecen
al remake
funesto
del tiempo y los recuerdos