26 nov. 2011

Porque sueño


No heredé tronos ni álgebra.
No usurpé, no maté, no
quise un cuerpo hecho de gloria
hecha de exceso hecho de sobras.
Sí busqué nubes en suelos abiertos,
honor en trazos en los libros,
memoria en las callejuelas,
deambuleo por la vida de mis ropas.
Al final hay un río que empieza
y desbarranca los temores bajo el sol,
pervive la alegría en los reversos
y la monotonía huye de una nada
que patina sacrificando tantos besos,
tantas estrellas adictas a lo oscuro.
Porque sueño, yo no lo estoy...
Porque sueño.
Porque los instantes
siempre son sufijos
y la vida es una vanguardia
de punta redonda
y el verso un silencio
disfrazado de sonido,
un recuerdo ya,
un adiós que saluda,
un dios en coma
sin voz ni potestad
para sancionar
la cobardía.



16 nov. 2011

Habitas



Por la costura de una luz
también transitas tú,
férrea, que te afincas en mí,
y te agarras a las metáforas
con los dientes.
Habitas en más de un poema
con los versos mojando tus tobillos.
Roncas en las tempestades sine loco
y ríes en la tierra negra,
en un mar que saluda
negando a Europa y a casi todo.
Ubicua y otra
te haces paciente y fértil
en estas galeradas,
prosperas en la transversal
de literaturas y espejismos.
Sobrevives y das vida.
Eres esa suerte
que reactiva
el resto de los misterios.  



15 nov. 2011

Balance de Manes



a)


Hurtadora de metáforas,
asedia tópicos o subterfugios,
aspira a criptas inaccesibles
y vacuas,
de imposturas y presupuestos,
de cálculo, somera, frívola,
llena de nadas
y de palabras violadas,
de falsos dioses repleta,
envenenada de mitos espurios
y de fuegos de artificio.






b)


Poesía que sorprende
porque brota,
poesía que llega
porque crece y se estira
con autonomía.
Poesía conectada
al poema y no al poeta,
poesía de la honestidad
de la verdad
de la tierra
de las vísceras
del dolor
y el amor
y la distopía.
Pensada para ser pensada,
robada para darse,
plataforma,
instrumento,
arma,
antorcha. 

10 nov. 2011

La lucha por la memoria


A nuestra patria atávica
pertenezco, y a ella le debo
un fortín, un arco y muchas flechas.
Uso puños, versos y costuras.
Sé ser bufón además de guerrero,
y ser todos además de yo.
Contra mí también peleo
y contra los que amo
y contra los que apenas cruzan
la pasarela al horror ni
a lo excelso.
Ahora es ya y no hay dolor
ni balas sin memoria
que hagan impermeable
esta trinchera.






9 nov. 2011

Un final





Desde un pedestal
me asomé por casualidad
a un olvido de papel.
Como Bretodeau
más y más pequeño me hice,
y me acarició un final,
y lloré...



2 nov. 2011

Y entre tanto, la lucha



 A veces es preciso huir
a un libro, una imagen, otro lugar...
Desde el baño, por la ventana,
veo un día nuboso y gris,
y que hay viento
dirigiendo el aire a su antojo.
Me fijo atentamente en las nubes
durante un momento,
examino el desplazamiento,
la velocidad, el color, la forma,
cómo se combinan desde arriba
con los árboles, con los cables y con los campos,
cómo el aire activa el improvisado juego
de una cometa esférica
hecha para no poder abarcarla,
ni dominarla.

Al fin, pienso, un signo de otros tiempos,
en pleno examen a través de la ventana.
Si hemos de volver a lo primordial
me quedo con esto
y con otros poemas que fijan,
sin que yo logre comprender por qué,
la alegría en sus versos.
Lo demás vendrá, seguro,
como un cielo que se ha visto
despejado pacientemente.


Y entre tanto, la lucha.
La lucha.