Querido diario: manda poesía



Your protector___Fleet Foxes




Querido diario:

el viento ha cambiado
y ahora se manifiesta
merecedor de un invierno
donde pueda caber un verano
Además creo que la poesía está de vuelta
o eso parece cuando va y viene
en medio de inspiraciones repentinas,
entre las comidas y el sexo,
y por la noche en mitad de un dolor de muelas
o en los amaneceres bastos donde ya no cabe
un solo salmón más entre las nubes

Los sueños parecen estar ahora
hechos de un pasta extraña,
como si el viento nuevo
también les afectase
entrando como un torrente
por las rendijas de la persiana.

Querido diario, manda más poesía
Aunque esté pegada antihigiénicamente
en la humedad de las paredes
o en el suelo.
I está aprendiendo a leer,
ella sí devora todo
-y no los listillos que dicen leerse
hasta las cajas de cereales-


SAAAN YOO

AAA VIII SOOO LEE GAL!

DIII CIEMMM BREEE


Media sílaba de esas
es más navidad
que todas las paparruchas
-el turrón las bolas purpurinas del árbol o el río de plata de los nacimientos-
Manda poesía, será terriblemente bello
escuchar de su pequeña boca
un haiku de Benedetti
o la excentricidad de algún cronopio
liándola pardísima en un relato cortazariano

Querido diario, el viento ha cambiado
pero probablemente mañana llueva
No importa, siempre nos quedará
la estufa, el paraguas o la poesía,
I cantando a la inocencia
sílabas de un mundo mejor


Frío


El frío se apretuja en la vegetación filamentosa de la charca. Caminamos sobre la tierra y alrededor -la vegetación, las piedrecillas, el mar y hasta el mismo cielo- todo parece el conjunto a representarse en una postal glaciar. La charca quisiera ser líquido pero en verdad es un mármol de hielo incrustado en la cuneta, un estructura de recepción de lluvias, de savia verde que lo inunda todo y que a nuestros ojos es simplemente un gris que duele implacable en la mirada. Si es que hay vida, su calor es tan tenue que no despierta otro sentimiento que no sea el de la asepsia. Si algo transmite es la desolación de un desierto de granizo, la levedad eterna del frío que blanquea el aliento y el cielo, el susto en la respiración, la inmovilidad que se dibuja en las hierbas atrapadas en un ámbar helado.

Rumor


Hay recuerdos

grises y cálidos,
abstracciones
sin coordenadas
ni cuenta atrás
Y la imaginación
-como si los sueños estuvieran hechos de acero-
siempre será
una brújula destartalada
pero también un refugio
para huir del mundo
y desde allí
escuchar el ruido amortiguado,
como un rumor mitológico
y ancestral


Perspectiva estacional


Las reblandecidas hojas marrones

pegadas con tristeza y vergüenza
a la suciedad de las calles
no muestran apenas
un otoño donde quepa
la magia de una ciudad,
la decadencia del paseo de los cipreses,
la postal de torres y nieve
que se asoma a la gran Granada desconocida,
este sinsabor que falsifica
la vida subterránea y real.
Desespera el tedio
y la convención porque
detrás hay un hormiguero lleno de vida
belleza adherida,
belleza que quiere ser buscada
exhaustivamente tras cada baldosa trampa
que flota sobre el producto de las lluvias


Permanencia

Es denso el desánimo respirado a bocanadas de madera negra, como la atmósfera febril de nuestro planeta, el pesado mirar hacia el horiz...