1 feb. 2009

Remake


Aquí en las tardes
comprendo ya sin duda
el mecanismo de los espejos
Se repiten los días sin repetirse
Emula el sol su trayectoria
de antaño
y los árboles y las piedras
aparecen y desaparecen
en los fotogramas trémulos de mi memoria
Hasta el mismo azul del cielo
sin parecerlo es otro azul
En el aire y en la tierra
se esconden arteramente las señales
de que todo es cómo lo dejé, o me dejó
Pero ni el perfume
ni los campos
ni el horizonte
son los mismos que sostengo
con la deficiente artimaña de la pasión
Todos estos elementos pertenecen
al remake
funesto
del tiempo y los recuerdos

4 comentarios:

Isra dijo...

cuanto dan de si los recuerdos...
y q jodido eso de los días q se repiten una y otra vez sin q nos demos cuenta

LatitadeAlmendras dijo...

todo es igual pero diferente

mua!

fag dijo...

¿de éste tampoco estás contento?
joder Tin..
t-e
s-a-l-e-s.

un abrazo TroNaco

aspirante dijo...

Carece de sentido al parecer no carece de recuerdos. No sé si eso dotaría de sentido.
Te agrego ;)