28 ene. 2010

J.D. Salinger (1911-2010)



"Me pegué una llorera de la hostia, pero de la hostia, cuando llegué a la parte en la que explica que él sólo quería ser el guardián entre el centeno. Pocos libros me han emocionado tanto."


Comentario de una Elena en El País
a propósito de El guardián entre el centeno



Yo sólo digo que Holden Caufield es inmortal desde 1951

2 comentarios:

Rebeca dijo...

Todos los libros de J.D. Salinger para descarga gratuita:
http://libroslibresmusicalibre.blogspot.com/2010/01/el-testamento-de-jdsalinger.html

LatitadeAlmendras dijo...

otro que tengo pendiente

un beso