Con el viento


El miedo disfrazado de tiempo
se camufla en tus notas
de efeméride recurrente
Ahora, con los sentidos adormecidos
resulta atractivamente oscuro,
casi exótico,
preguntarse por el Rumbo,
la Verdad, el Futuro, el Significado
el mensaje vaporizado
en las brisas indefinidas
de septiembre
Hoja de ruta:
ser
rémora discreta del viento,
saltar al desconocimiento,
apostar por la historia
que está pendiente
de ser escrita
como una salpicadura de sangre
sobre el papel
Irse
y jamás volver
al segundo que acaba de terminar
Vivir, sin atender
la estética del trazo,
sin preguntarse si
este deambular por el mundo
carece de sentido
o no

6 comentarios:

LatitadeAlmendras dijo...

Te leo, atentamente, y tal cual termina tu poema: sonrío.

Justo esta tarde estuve por preguntarte por próximos objetivos, y este me gusta.

mua!

dijo...

Me gusta tanto que no sé qué decir.

El Andariego dijo...

Muy bueno, gracias por el placer de leerte.

la chica de las biscotelas dijo...

vaya... así no se necesitan brújulas...
me ha encantado.

Isra dijo...

siempre hay q apostar por lo q está por ser escrito, por ese salpicón de sangre q esboza lo q puede ser en el papel...

pq todo eso puede carecer de sentido (o no), pero no hacerlo seguro q carece...

Julia dijo...

irse y jamás volver...

una manibra sacrificial de autorescate o un mechon de pelo flotando en la superficie de un rio? a veces es difícil.

Cállate

En la tremenda cháchara el silencio consiguiente bastará para callarnos. Sabremos a quien respetar cuando la mirada común caiga sobr...