19 jul. 2011

Pof


-Qué te ha parecido - preguntó.

-¿La obra?
Asintió mientras masticaba. Yo me encogí de hombros.
-Bien -dije-. Bastante bien.
Rodney reclamó una explicación con la mirada.
-Bueno -reconocí-. La verdad es que no estoy muy seguro de haberlo entendido todo.
-En cambio yo estoy seguro de no haber entendido nada -dijo Rodney después de emitir un gruñido y de vaciarse la boca con un trago de cocacola-. Pero me temo que la culpa de eso no es de Wong, sino de Pinter. Ya no me acuerdo dónde leí cómo descubrió su método de escritura. Estaba el tipo con su mujer y le dijo: Cariño, tengo escritas varias escenas bastante buenas, pero no tienen ninguna relación entre sí. ¿Qué hago?. Y la mujer le contestó: No te preocupes: tú pégalas todas, que ya se encargarán los críticos de decir lo que significan. La cosa funcionó: la prueba es que no hay ni una sola línea de Pinter que los críticos no entiendan perfectamente.


Fragmento de La velocidad de la luz, de Javier Cercas


5 comentarios:

LatitadeAlmendras dijo...

Latita y Biscotelas te echan de menos.
Queremos más poemas.
Echanos de comer, Tin.
Echanos una moneda!

Un beso!
;)

la chica de las biscotelas dijo...

Tin, que hablando con Latita de Almendras nos hemos dado cuenta de que te echamos de menos! Échanos de comer, no?

CAOS dijo...

Y yo, cotilleando a Latita y a Biscotelas, me doy cuenta de que también te echo de menos...jo!

Así, que aunque pueda parecer repetitiva, te digo:

Échanos de comer! Échanos una moneda, Échanos lo que te de la gana, pero échanos algo... :S (eso ha sonado raro, pero bah, da igual!)

beso caótico de almendras y biscotelas.

la chica de las biscotelas dijo...

con un poco de Caos y esos ingredientes tan buenos hacemos por lo menos un carquiñón!

Tin dijo...

Gracias!!!