El ahora


Tanto tiempo sin ver un cielo estrellado hizo de mí un bárbaro sin sentido. Probé la falsa libertad... y en un despecho la desenmascaré.

Ahora prefiero la cruel verdad, manifiesta alrededor.

La silba el viento en los árboles del monte, la perfilan las olas resbalando en el plato de arena, la esconde el silencio de la plaza en el pueblo.

Perteneces al ahora y en el ahora te quedarás

Permanencia

Es denso el desánimo respirado a bocanadas de madera negra, como la atmósfera febril de nuestro planeta, el pesado mirar hacia el horiz...