22 ago. 2008

Hostilidad

"Sin esperar una respuesta, continuó y entró en la cocina. Sachs no sabía si quería que le siguiera o que se quedara donde estaba, pero decidió entrar. Ella encendió la luz del techo, soltó un leve gemido al ver el estado de la habitación y luego le dio la espalda y abrió un armario. Sacó una botella de Johnnie Walker, encontró un vaso vacío y se sirvió un whisky. Habría sido imposible no ver la hostilidad que se escondía en aquel gesto. Ni le ofreció una copa, ni le pidió que se sentara, y de pronto Sachs comprendió que estaba a punto de perder el control de la situación. Había sido iniciativa suya, después de todo, y ahora estaba allí con ella, inexplicablemente vacilante y mudo, sin tener idea de cómo empezar. Ella bebió un sorbo de su vaso y le miró desde el otro lado de la habitación.

-María no entiende qué está usted haciendo aquí- repitó"

Leviatán___Paul Auster

3 comentarios:

spence dijo...

i'm so sorry.
tuve que hacerlo...
de verdad..

;)

pd: gracias por tu comentario, sonará infinitamente homosexual
pero me hizo sonreír.

spence dijo...

no tin tío pero piensa
que está en versión
verso
así que únicamente
tardarás unas
tres horas y
media.
xDDD

belalugosisdead dijo...

Paul auster es genial.Leviatan no lo he leido, pero tambien caerá