Técnicas de autoayuda



Embrutecido y solo, pensaba en lo inútil de definir una percepción concreta de mis ídolos. De cuando en cuando finas esquirlas de cristal de espejo se formaban trabajosamente al contacto áspero con el rail de la mirada caleidoscópica. Las distancias mates y fresadas de sus bordes eran certezas de algo ajeno, oblicuo a la realidad más inmediata, una especie de representación holográfica sin definición cromática ni corporeidad. Con el soplo eólico del sueño me difuminé disperso y ágil, mustio, como aquel muchacho tímido que hace años lloraba conmovido por el brillo elitista e injusto de las estrellas. No hay derecho, ayer de madrugada Tomorrow volvió sin prisa. Lucía un desdén lento y seco, vírico, como la lava de un volcán deslizándose vomitiva por las laderas. Las marcas del reloj se fueron distanciando, lo suficiente para que yo decidiera escapar despavorido de la cama atroz donde ya a esas horas intempestivas se cantaban, voz en grito, axiomas éticos y literatura gris a partes iguales, bellos pasajes de discursos políticos, trabalenguas de amor duro y sexo eterno: las rudimentarias técnicas de autoayuda que siempre quise intercalar, sin saberlo, en mis canciones folk de voz de papagayo triste.



7 comentarios:

Elisa dijo...

Uf, dificil de entender, pero elegante. No soy nadie para decirte lo de dificil...porque yo no paro de crear textos que ni yo entiendo. De todas formas, el sabor final me sugiere una triste y bonita despedida.

Herzeleid dijo...

Sin palabras...
Me encanta leerte.

mifuriaparanoica dijo...

tus palabras me han provocado tsunamis de latidos en el corazón!me he copiado tu texto en un archivo que he llamado "Tin"para leerlo de vez en cuando.

Sigue escribiendo ,no pares!

un besito polar :)

Herzeleid dijo...

Es de Benedetti, lo pone abajo xD

Sabías que gamoneda se atrevió a decir que era un poeta menor?


Cómo se presenta junio?


Un besote

elopositor dijo...

He cotilleado por ahí y he leído que estás con Rayuela. Saboréala bien, querido.

Un abrazo

Raziel dijo...

Hola,
me alegra poder pasar de nuevo por su blog. Espero que tenga una semana estupenda.
Un saludo.

Raziel

Sphynx Red dijo...

Ah, cómo me gusta, lo he leído tres veces.

Al final siempre caemos en querer ayudarnos con lo que nos provoca en mayor parte esa melancolía y creerse caer.

Cállate

En la tremenda cháchara el silencio consiguiente bastará para callarnos. Sabremos a quien respetar cuando la mirada común caiga sobr...