La esperanza



[...]

No es este nuestro mundo,
habríamos soñado otro lugar
sin mártires ni dioses, 
pero encontramos ángeles
y en ellos habitaba la esperanza
de vivir, y la vida
con su justa y sencilla dignidad
merece aquel dolor que derramaste.
[...]




De ÁngelesFernando Valverde. Los ojos del pelícano. Visor. 2010

No hay comentarios:

Cállate

En la tremenda cháchara el silencio consiguiente bastará para callarnos. Sabremos a quien respetar cuando la mirada común caiga sobr...