Ni él mismo entiende lo que piensa cuando...

...a veces se acuerda de una comedia en la que dos tíos trabajan en un taller en el sótano más profundo de un moderno rascacielos. Mientras ellos sufren con mejor o peor humor el frío y otras penurias propias del subsuelo, el jefazo, el soberbio magnate de la multinacional, domina la ciudad brumosa con su mirada altiva que atraviesa el ventanal en la cúpula del edificio…

Después de recrear durante un instante el irónico contraste de la película se imagina a si mismo soportando todo el peso del mundo, encerrado en una habitación lúgubre y fría que no puede dejar de identificar con su yo interior. Y así, con estos simples elementos, desnuda al mundo de su frivolidad y se da de frente con el cruel y patético panorama. Y todo gracias a la recia estructura de una metáfora y su capacidad líquida para adaptarse a tantas y tantas formas…

Comentarios

fag ha dicho que…
buf, leí el texto escuchando postal service..
no sé porqué siempre tus textos tienen banda sonora
xD

saludos tron
Verònica ha dicho que…
me imagino a esa persona contorneandose, adaptandose con una movilidad increìble al panorama que le ofrece la vida...
Uno se acomoda como puede, a otros les cuesta menos... me gustò leerlo e imaginarme cada escena.
La parte en la que te referis al yo interior tiene una descripciòn poètica muy bella.
Saludos y que sigan las letras.Vero
Julia ha dicho que…
wowh! "capacidad líquida para adaptarse a tantas y tantas cosas..." ke grande...
belalugosisdead ha dicho que…
las sensaciones no siempre se entienden.
Yo tambien te sigo leyendo, y si, me levante a recoger la habitacion

Entradas populares

730 días