25 dic. 2008

Cafeína


Mi padre, en una anterior ocasión en que amenacé con abandonar el periódico y buscar algo diferente, me animó y me dijo: "Fracasa cuanto antes porque así tendrás tiempo en la vida para reponerte". Había cumplido la primera parte del consejo
Cuatro amigos___David Trueba



El fregao de nochebuena terminó a las 8 de la tarde tumbado en el sofá con Cuatro amigos abierto por las últimas páginas. Se culminaba así un paseo de 24 horas por los entresijos de la cafeina, cerveza, sidra, ron y langostinos. Se esperaba un stop, pospuesto durante horas en una jornada agotadora. Empezó a leer a la distancia habitual que ronda los 30 centímetros entre el libro y los ojos, con la mano izquierda soportando el peso de la cabeza. Poco a poco, sin mover un músculo, la mirada cenital se fue alejando, ascendiendo muy lentamente hasta que la letra se convirtió en un cuerpo 9 allá abajo. Culpó a la cafeina de una experiencia tan alucinógena y recordó los sueños en los que sentía la pesadez brutal de su cuerpo y la lucha indefinible de lo vertiginoso con lo vertiginosamente lento. Ambas sensaciones abismales constituían el grueso de una pesadilla en serie que se repetía esporádicamente en las largas noches de su infancia y que se manifestaba de nuevo, mucho tiempo después, en lo que parecía ser la realidad más vigente.

4 comentarios:

fag dijo...

lo de la cafeína o "esos efectos ópticos chungos" también me ha pasado varias veces.
mola.
cuatro amigos ya ni te digo, espero que te haya gustado y te haya permitido "ver" lo del verano.
jijiji

un abrazo troN

mifuriaparanoica dijo...

miradas cenitales :) muy buena la cita de fernando trueba.

mifuriaparanoica dijo...

perdon! david trueba XDDD

JORGE MASEDA dijo...

...que buenísimo eres capuyo, de mayor voy a escribir así, un besote rico.
Mañana mi cumple, brautal.