Secretos en moleskine


Cuando era pequeño escuchaba a sus padres contar historias y anécdotas de otros tiempos. Y los escuchaba con la serenidad de la infancia, esa habilidad de escuchar sin oir. La gente adulta ya no escucha por los ojos. Los adultos, en una suerte de egoismo, o mejor, de ridícula introspección atienden sólo con los oídos y adoptan un gesto de indiferente ausencia. Es necesario volver a escuchar como lo hacen los niños: con los ojos abiertos como platos, los pabellones de las orejas orientados a las palabras, la mirada atenta y el oído afinado. Así escuchan los niños y así escuchaba él aquellas historias en sepia, ya sea por una extraña y pueril curiosidad o por la necesidad inconsciente de nutrirse de información nueva.

Sus padres le hablaban de otros tiempos, de otra forma de vivir, otras costumbres, otro clima, otra moneda. Le hablaban del alcance de las pesetas y de un duro y de todo lo que se podía comprar con tan poco dinero.

Años más tarde ya no era capaz de escuchar con los ojos. Aquella noche se percató de la resistente textura que habían adquirido sus sentimientos, que lejos de desgastarse brillaban de una forma extraña, un matiz determinante. Entonces cogió su vieja moleskine y escribió:

"Mi amor, sé que corren malos tiempos para declaraciones y vueltas de tuerca pero esta noche me he dado cuenta no sólo de cuánto más te quiero sino de que te quiero de una forma distinta. Mis sentimientos vuelven revalorados..."

Cerró con pesadumbre el cuaderno y lo guardó en el bolsillo de la camisa. Pidió otra cerveza

8 comentarios:

Vanity dijo...

Sencillo, reflexiones que se comprenden solas, aislamiento estable, nostalgia...

quiero una cerveza.

SAludos

lil dijo...

...y yo en clase de documentaciÓn automatizada....XDXD

belalugosisdead dijo...

Yo tambien me apunto a esa cerveza Moleskine en mano
Sencillo pero para nada simple. Da gusto leerlo

Brick de garbanzos dijo...

Gran texto. Qué difícil es conservar el niño sin convertirse en Peter Pan.

Isra dijo...

agridulce
sencillo
directo

gran reflexión con gran fondo

fag dijo...

Uau.
realmente currado el texto, no creo que sea para nada sencillo.

unabrazotRon

Sphynx Red dijo...

aunque quede tiempo, quizá ya no posibilidad de escuchar. estamos abocados a pasar a la acción, cuando todo se muere

elopositor dijo...

Tin, tienes que decirme dónde compras tu coñac.

Permanencia

Es denso el desánimo respirado a bocanadas de madera negra, como la atmósfera febril de nuestro planeta, el pesado mirar hacia el horiz...