Y entre tanto, la lucha



 A veces es preciso huir
a un libro, una imagen, otro lugar...
Desde el baño, por la ventana,
veo un día nuboso y gris,
y que hay viento
dirigiendo el aire a su antojo.
Me fijo atentamente en las nubes
durante un momento,
examino el desplazamiento,
la velocidad, el color, la forma,
cómo se combinan desde arriba
con los árboles, con los cables y con los campos,
cómo el aire activa el improvisado juego
de una cometa esférica
hecha para no poder abarcarla,
ni dominarla.

Al fin, pienso, un signo de otros tiempos,
en pleno examen a través de la ventana.
Si hemos de volver a lo primordial
me quedo con esto
y con otros poemas que fijan,
sin que yo logre comprender por qué,
la alegría en sus versos.
Lo demás vendrá, seguro,
como un cielo que se ha visto
despejado pacientemente.


Y entre tanto, la lucha.
La lucha.

2 comentarios:

IM dijo...

Que bonito, me gustó, sobre todo el final.
saludos.

CAOS dijo...

He tenido que venir varias veces a leerlo, antes de dejar la huella.

Es bueno. Muy bueno.

Jo.

:)

Cállate

En la tremenda cháchara el silencio consiguiente bastará para callarnos. Sabremos a quien respetar cuando la mirada común caiga sobr...