13 mar. 2012

Aniversario difuso





Jamás pretendí
que mi indiferencia
se volviese un monstruo pesado
incapacitándome para infinidad de acciones,
especialmente para el olvido.


Nunca vi más allá
de los pasos lógicos,
casi nunca más allá
del humor con intermitencias o los días
en que el frío era un estorbo
para la poesía.


Ya a destiempo vivo
en la ciudad sin sueño
donde todas las noches
eran promesas que nunca creí


y los perros andaban solitarios
como vagabundos budistas
por las calles sin tráfico y las colinas.
Con tristeza volvían
sus ojos amarillos
para contemplar por un instante
la bella ciudad ardiendo
entre la bruma.



Lhasa de Sela___Is anything wrong

1 comentario:

Jorge Maseda dijo...

Existe cierta verdad.
Íntimamente acertada.
Y así acertando noto
cierto compromiso con
éstas buenas palabras

Por cierto,
bonita canción.

Un abrazo Rober.