A mojarse


Standstill



"Jean Paul Sartre también afirma que Dios no existe y que hay que llegar a las últimas consecuencias de esta afirmación. Las personas estamos obligadas a ser libres para escoger aquello que pensamos que queremos hacer. No hay reglas establecidas que valgan. Nadie nos puede decir qué es lo mejor. Sólo debemos confiar en nuestro instinto para elegir.

Los católicos sí creen en las normas que nos indican qué hay que hacer, pero el existencialista se encuentra desamparado, lo que que implica que debe elegir para mitigar la angustia que le provoca la existencia: Es necesario que las personas se encuentren a sí mismas y se persuadan de que nada puede salvarlas de sí mismas, ni siquiera la prueba válida de la existencia de Dios"


Good bye Platón: filosofía a martillazos___Josep Muñoz Redón

2 comentarios:

Elisa dijo...

Si algo me recorta mi libertad, lo anulo. Y si se quiere quedar con el parque de las vistillas...lo apedreo!

Julia dijo...

oh, vaya un hábil imitador de Fred... dice algo nuevo?

Permanencia

Es denso el desánimo respirado a bocanadas de madera negra, como la atmósfera febril de nuestro planeta, el pesado mirar hacia el horiz...