Stephane aprende a remontar


Stephane aprende a remontar pero en (la) realidad no lo sabe. Se desdobla en las noches en actos inofensivos. Se busca constantemente y nunca se encuentra. Y puede que ese sonido sordo, la búsqueda infructuosa, sea la única nota triste de esta canción. En aquellos momentos en que su voluntad decide que debe morirse Stephane se duerme y así se desapunta temporalmente de este lado. Entonces viaja, y el ruido desaloja poco a poco este saturado mundo dejando paso a una nitidez que no es otra cosa que el ligero y conmovedor soplo de aire que despeja todos sus miedos. Stephane no sabe el surco, no conoce mi fascinación ni mis inquietudes legendarias reflejadas en las suyas. Por eso nunca se confunde y hace siempre lo correcto y por eso supo que el secreto para no morirse está en dormir, caerse redondo en cualquier sitio y salir de aquí. Acaba de escaparse, me ha dejado una nota debajo de la puerta. Me dice: "tio, soy un ciclo que nunca termina: cuando cierro los ojos, se me abre el corazón"

1 comentario:

belalugosisdead dijo...

que bonito seria poder hacer eso, envidio a stephane. Sigue asi

Cállate

En la tremenda cháchara el silencio consiguiente bastará para callarnos. Sabremos a quien respetar cuando la mirada común caiga sobr...