26 jul. 2009

Milenario quilombo


Si supieras...
El reflejo en la ventana
me repite y repite también
la íntima luz que recoge la lámpara.
Es casi de noche
El día y el calor desaparecen
y vuelve poco a poco
esta bruma que tantos secretos desnudos me oculta.
Si tú supieras
(sean tus ojos los que sean)
y leyeras estas palabras tan austeras y desamparadas,
estas porciones de aire y luz
que se recuestan con indiferencia
en el tiempo
severamente calculado del crepúsculo.
Es casi de noche,
desaparece el sol enérgico
que sostuve tanto y tanto tiempo sobre mis hombros.
Perdona, todo esto es para contextualizar
mi profundo aburrimiento,
mi soledad soberana,
(el tremendo, milenario quilombo)
y decirte cuánto echo de menos
también tu reflejo en la ventana,
tus palabras, tu sol, tus hombros,
y la bruma que a veces
inevitablemente inunda los veranos
(sean tus ojos los que sean)

3 comentarios:

Anónimo dijo...

La bruma es propia del verano, los veranos son fatales, bien lo cantaba Vegas. ¿Te acuerdas del invierno? Creo que a pesar de ser tan horrible,fue bastante bueno.

Pronto te veo Oh!

un besin de tu canija...

LatitadeAlmendras dijo...

mencanta, mencanta

v V¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨ polarporn dijo...

lamentarse es para los cadáveres... los seres vivos cuando se sienten mal deben lamerse.
lamete, no te lamentes
sólo es una 'n', pero ya verás como lo cambia todo