24 sept. 2008

Home Marin. Capitulo uno_ (mano a mano)


Jorge y yo componiendo un tema esta misma noche

Café y cigarrillos,
vamos a quitarnos un peso de encima.
Noche huérfana.
Es noche sin luna,
de aquellas que escribo tan solo pretextos,
porque la noche era cerrada, sin escapatoria.
Picasso a la palestra
Tiene palabras para su lienzo,
no tiene tema, pero tiene que hacer algo.

La nada, el indomable folio en blanco,
el reto de saber sin contestar,
la osadía de expresar algo que los demás entiendan,
el vértigo a caer a la nota de a pie
La saliva sin tragar, el moribundo, su trabajo pendiente,
el fluido de dos ríos de tinta
La creación paralela de sólo dos cucharadas de azúcar,
el crepitar neuronal, el instintivo golpe de la mente
Que fluye en este dulce cauce de afluentes,
Como dos orquestas de ruido, cortejos para nadie.

Y al fin, la luz.

La moneda áurea en el fondo del río
El principio del fin
La respiración después de la asfixia
El ultimo trazado inerte de un pupitre a la deriva.
…Pero las musas no han venido,
habrá que olvidar la mitología esta noche.
Tendremos que olvidarnos de pensar al menos,
Que la gente se ha embaucado.

¿Y recurrir a términos malsonantes?
Puta, semen, sangre.
No

¿Y recurrir a términos más elegantes?
Bella, fruto, agua.
Tampoco.

Recurriremos a los recuerdos
La materia prima de la nostalgia
(Recuerdo coca cola saliendo de los grifos
Recuerdo un pueblo lleno de ecos
Y la inmensidad de los días)
(Recuerdo los maizales, las heladas,
los contadores de luz como maquinas del tiempo)

El removerlos pacientemente
hasta crear el sepia de las tardes.
El granulado de las tristes

Y empezar a crear la casa
Recuerdo sobre recuerdo
Hasta entender donde nació mi cobardía.
Cuál fue el último dictado que he escrito,
en cuál me ha tocado abrir una caja de tizas.

Y así, con los recuerdos como alas
subí a las nubes a desentrañar los misterios,
que son las primeras hojas del otoño
El principio del resto de la vida.
Me enseñé, a tocar la corteza de un tronco caído,
a apagar el incendio de tus ojos callados…
Me enseñé, en definitiva, a sentir.
A saber que la felicidad es un tic sin tac
Un momento huérfano.
Café y cigarrillos,
Vamos a quitarnos un peso de encima.


Jorge Maseda
Tin



"Si tienes alguna cosa que decir y no la dices con el exacto y preciso lenguaje con que tiene que ser dicha pues de alguna manera no la dices o la dices mal"
Julio Cortázar




4 comentarios:

JORGE MASEDA dijo...

jajajajajajajajaja...que bueno Robertín!!!! con video-desfase y todo!!! yo aún estoy pensando como adornarlo, qué foto poner y eso... ya veremos, a ver qué dicen en la imprenta...jajajaja, gracias por esto tío, ha sido un lujo y un placer haber escrito algo contigo, espero ansioso el capitulo dos eh? el jueves, partidillo, besotes!!!

spence dijo...

no me olvidado de nadie, my friend

;)

aún me debes el post de más de 100 versos, aunque en este casi lo consigues, que, por cierto,
va cargado de esa mágia que se consigue al escribir algo a cuatro manos, ¿eh?

saludos tito

polaroidgirl dijo...

que buenisimo este texto...

annna dijo...

''"Si tienes alguna cosa que decir y no la dices con el exacto y preciso lenguaje con que tiene que ser dicha pues de alguna manera no la dices o la dices mal"



pero aveces no hace falta decir nada o se entiende lo que quieres decir(con actos,el comportamiento,las palabras,etecé)
De alguna manera algunas cosas aunque no se digan del todo''se entienden''

Bueno me he liado un poco,pero espero que me(entiendas) lo sé soy lo peor para explcarme :p

:*