10 sept. 2008

Máquinas


El otro día un hombre murió atropellado por un coche. En realidad, murió atropellado por otro hombre que conducía un coche. Lo curioso es que ambos seres humanos iban borrachos y ambos por el medio de la carretera. Es difícil saber de quién fue la culpa.

Pensando y pensando llegué a la conclusión de que el hombre tiene la culpa, por construir la máquina.
El hombre casi siempre tiene la culpa de todo.

Hace media hora, dando un paseo, me crucé con una vecina, una risueña señora desdentada y con voz estridente y me paré a hablar. Tras el tema del clima ("qué sol, qué bochornazo todo el día") surgió el tema del atropello y ella se moría a carcajadas cuando le aporté nuevos datos sobre el asunto: los dos hombres estaban ebrios. Tras el singular ataque de risa pensé que o la señora era muy risueña o que la muerte es muy frívola a veces. Da igual, la mujer pertenecía, como yo, a la raza humana, la misma que crea máquinas, ésas que están para bien y para mal.


Con el tiempo los dos nos olvidaremos del tema.

4 comentarios:

investing stock dijo...

very nice! hahahahaha

myspace editor layout dijo...

i think you add more info about it.

elopositor dijo...

Yo creo que le pareció graciosa la palabra'ebrios'. Pensaría que era alguna guarrada. Fijo.

belalugosisdead dijo...

deux ex machina
la maquina es algo que controlamos a medias y de la que nos hemos hecho dependientes