Imposibles


Quise imposibles
Quise una playa imposible
Una playa silenciosa
Sin el tic tac de las olas
Sin la vigilancia de las gaviotas

Al final vi que no era la playa que quería
Pero ya daba igual, tenía prisa


Y me fui

5 comentarios:

mifuriaparanoica dijo...

"Y me fui"

:)

Es mejor irse a tiempo,antes de que lleguen las olas y te ahoguen.


un abrazo

belalugosisdead dijo...

Supongo que no siempre queremos lo imposible
genial el texto!

JORGE MASEDA dijo...

Torrente me debes dos whiskys...

Cañita Brava.

;-)por cierto,buena obra.

Julia dijo...

A otra playa imposible?

El Andariego dijo...

Nada me retuvo. Me liberé y fui.
Hacia placeres que estaban
tanto en la realidad como en mi ser.
Y bebí un vino fuerte, como
sólo los audaces beben el placer.
Konstantino Kavafis.

Permanencia

Es denso el desánimo respirado a bocanadas de madera negra, como la atmósfera febril de nuestro planeta, el pesado mirar hacia el horiz...