10 may. 2010

Bossanova


Aquella noche

la pasamos bailando bossanova
en las grutas iluminadas junto al mar
Yo era un yo difuminado y atónito
que te agarraba maravillado por la cintura
Tú eras una desconocida de toda la vida
que me bessaba y me ssilbaba,
Bossanova dulce para el grueso de mis sueños.
Ahora retengo
en la memoria del deseo
tus omóplatos y tu pelo,
los juguetes del fuego
de tus labios
El último calor antes del alba
Y el despertar y la mañana y el adiós

4 comentarios:

jordim dijo...

yo quiero vivir esas cosas..

LatitadeAlmendras dijo...

Boquiabierta me tienes, y emocionada.
Qué maravilla, Tin.

Con tu permiso me lo guardo.

un besso

petitdoute dijo...

Precioso, Oh.

muaa

Isra dijo...

:| nada q añadir Tin, afortunados momentos q pasan y se van, aun q quedan en el recuerdo...