El bosque de ceniza: un poema de tristeza científica


El pasado oscuro vuelve,

sonido lento de hojas secas
quemándose y quemando el bosque
recalcinado repetidamente
a lo largo de estos años
Vuelvo la cara y
ya no siento el calor
del incendio
Pruebo, experimento, juego a
sentirme triste casi científicamente
Pero soy capaz de salir de aquí
por un instante
y pensar que
sólo son láminas de un recuerdo nefasto,
cenizas translúcidas y frágiles,
errores irreparables
que se desintegrarían
si en otro error
quisiera con ellas
construir ceniza a ceniza
un bosque verde y limpio,
un pasado imposible


2 comentarios:

Manuela dijo...

asi es .. somos capaces de seguir
somos capaces de cambiar,
se trata de decidir
dia tras dia


te felicito
te sigo
y agradezco tus comentarios tan bellos

Oliver Ado dijo...

no sé tú, pero yo agradezco ya la tristeza... creo que hasta he llegado a buscarla en algún momento. y digo "creo" porque creo que no quiero admitirlo.

¿ceniza=resaca? no pain, no gain.

Cállate

En la tremenda cháchara el silencio consiguiente bastará para callarnos. Sabremos a quien respetar cuando la mirada común caiga sobr...