23 feb. 2010

Muere, purista



Dónde se esconde el pasado
que dicen que está -y no me lo creo-
en todos esos lugares
tan lejos del mito y lo sagrado
Me encanta contradecirme,
reconocerme como el objetivo
de mis burlas sin fundamento
Muchos días, muchas veces,
en cada pensamiento que
consigue fugarse de este calabozo impreciso,
me vuelvo ridículo purista,
un guiñol de la vida,
y me avergüenzo de ver en el espejo
a un iconoclasta espurio,
un traidor, un sonajero apagado,
Roberto completamente integrado en las falacias
del Nuevo Orden.
Algún día saldré, saldré,
me olvidaré de que hay alguien que me impide
ser (por cierto, tú)
Beberé y moriré feliz de las fuentes
de la anarquía.


2 comentarios:

Miércoles Impar dijo...

te leo. escribo comentario. te leo. borro comentario. te leo. escribo comentario. te leo. borro comentario.
ya sabes tu lo que me pasa cuando te leo y no quiero hablar de cosas que igual no son. ya tu sabes, creo.
oju.

otro beso

Ermo dijo...

Cojonudo.

Yo también pensaba salir a beber esta noche, a ver si consigo ser a pesar de quien no me deja,...

Da gusto encontrar textos como éste.