30 ene. 2009

El resto de las estaciones


Son las 4 am.
Esta vez soy yo
(No estoy sonámbulo)
Permanezco insomne en la excusa académica
para volver a sentir el ultramundo de la noche
Y consciente

Abro las dos hojas de la ventana
Siento el invierno en las manos y en la luz del flexo
Quiero sentir el resto de las estaciones
en el canto aún ausente de los jilguerillos
También noctámbulos, valientes, comprometidos
Ahí vienen
Ahí están, pequeños tenores de la madrugada
Hábiles tergiversadores del tiempo

1 comentario:

Laura dijo...

Eso me pregunto, dónde están el resto de las estaciones mientras oigo, en las gélidas mañanas-noches de invierno, los vespertinos pajarillos...

Interesante blog. Un saludo.