Fatiga

Qué cansada, pensé
La carrera
Atravesar
Constantemente
La frontera
Sin olvidar la casa
Ni perder los papeles
Las llaves
La cartera
El corazón
Desdibujado en un bloc
Las cosquillas
Las tristezas
El te lo juro
Todo
La vida verdadera

Qué horrible
Y cansado
Reinventar cada día
La ilusión
El futuro
La esperanza
Imaginar planetas
Sin balas
Ni despechos
10 horas de sueño
Desayuno
Viva la guerra

4 comentarios:

fag dijo...

sí joder... atravesarla con una bomba cayéndo a 3 metros de ti, todo por haber.. mmm... ¿nacido allí?

en cuanto a lo de la soledad: creo que si se combate ella mediante el contacto cuerpo a cuerpo con alguien cabe la posibilidad probable de engancharte a este cuerpo a cuerpo, a este bis a bis. es decir, la soledad te sigue jodiendo con creces.
la soledad se combate pasando 4 años sin descanso en un monasterio tibetano.

un abrazo tRon

Isra dijo...

debe ser duro... y nosotros aquí comiendonos el tarro por unos regalos
es un poco demagogia, pq al final nunca hacemos nada, pero joder, el mundo está mal hecho, mal repartido

Tin dijo...

Bueno, puede que esté influido inconscientemente por ello pero este post no iba sobre lo que está pasando en Palestina.
Pero está bien que salga el tema a flote, significa que todos lo tenemos en mente, aunque sea por unos días, por desgracia.

Un saludo

Anónimo dijo...

yo ya abandone la batalla...

besines Oh!

Permanencia

Es denso el desánimo respirado a bocanadas de madera negra, como la atmósfera febril de nuestro planeta, el pesado mirar hacia el horiz...