Su ciedad y yo


No sabría etiquetar
de hambruna, ira contenida o simple tristeza
esta indefinición que me conmueve
y me asola como un dar vueltas y vueltas
(Y vueltas)
en el mar revuelto
proyectado en una cama
de la noche insomne y trágica

Busco y nombro cargos
responsables de este mal latente y perspectivo
Que nunca toman formas afines
Que trabajan a turnos en madrugadas y ciertas tardes
Que gozan de apogeo en las vísperas de lo contemporáneo

Vamos a culpar a las moléculas
O al tiempo prostituido
O a la divina intervención de los heroes intangibles
que juegan a ser hilos de los mitos
de la mentira

Comentarios

fag ha dicho que…
:o

Q U É
H I J O P U T A.

QUÉ CABRONAZO.

lo mejor que has escrito.
creo que te lo he dicho 2384928492 veces ya, pero me has dejado FLIPANDO.
LatitadeAlmendras ha dicho que…
guaauuu!!!
EXQUISITO

un beso
Isra ha dicho que…
a veces sobra comentar
tú sólo te comentas tío
grande!
Francisco Javier Torres ha dicho que…
Correspondo a tu visita, apreciado/¿a? Tin. Una cosa quería comentarte, por curiosidad: veo que pones la cartela de la película Elephant, de Gus Van Sant, en tu imagen, ¿qué te atrae de esa película?

Entradas populares de este blog

El sabor de la manzana

Bob y yo