15 ene. 2009

Casi... pero no



No es desidia
Sino fortuna en números rojos
El faltar puntual menos uno y por los pelos
A la cita que ya no fue
La que me hubiera unido a ti
El momento en que coincidimos
Sin ser un sueño
Y no lo hicimos

Ya no hago más tratos con el reloj
Mercenario reloj
Que en cualquier momento te deja tirado en el pasado
Con el corazón en standby
Y el grito en el cielo

6 comentarios:

fag dijo...

sí tío.
sí joder.
mercenarios del reloj, me ha gustado el término.
aunque lo que más,
lo de "la cita que ya no fue".
quizá por mi naturaleza melancólica..

tus textos también enganchan tin,
siento si he estado un poco ausente.

unabrazoo!

Sphynx Red dijo...

hay veces que parece que las manecillas incluso van en sentido contrario a sí mismas

Elisa dijo...

Yo soy solo mercenaria del reloj cuando tengo que salir de casa por la mañana. Son las 11.25, tengo cinco minutos para poner el pan en el tostador, peinarme, meter mis cosas en el bolso, el gorro, las llaves, el mp3...corre, coge el pan ponle mortadela...sal corriendo...que no llegas. El resto del día...TAKE EASY!
besitos, me gustó mucho tu escrito!

LatitadeAlmendras dijo...

puta tiranía relojera! (dicho con la voz firme, con odio y girando la cabeza para no mirar)

beso!

Isra dijo...

el tiempo... maldito
el reloj, profeta del demonio!

Ave Mundi Luminar dijo...

Cuanta verdad...

Asco de tiempo oiga... un tirano... o le sigues o te quedas tirado en la cuneta.

y por otro lado...¿Quien es capaz de seguir siempre al tiempo?...juega con ventaja... sabe que somos lentos, porque sabe que estamos vivos.

Saludos.